el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

1 Ti. 2:4

Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido, que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad,

2 Ti. 2:25

Pablo, siervo de Dios y apóstol de Jesucristo, conforme a la fe de los escogidos de Dios y el conocimiento de la verdad que es según la piedad, en la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos, y a su debido tiempo manifestó su palabra por medio de la predicación que me fue encomendada por mandato de Dios nuestro Salvador,

Tito 1:1-3

TENER EL PLENO CONOCIMIENTO DE LA VERDAD A FIN DE MANIFESTAR LA NUEVA VIDA

En el Nuevo Testamento se nos dice repetidas veces que debemos conocer la verdad. Más aún, refiriéndose a esto, Pablo dice en repetidas ocasiones que debemos llegar al pleno conocimiento de la verdad. Eso significa que debemos conocer no solamente una pequeña parte o un solo aspecto de la verdad, sino la verdad en su integridad y en todos sus aspectos. Pablo también dijo que la iglesia es la columna y fundamento de la verdad (1 Ti. 3:15). Esto implica que la verdad de la Biblia es como un gran edificio que no tiene un solo lado, sino que es completo con todos sus lados, con fundamento y techo. Si queremos propagar el evangelio de Dios hoy en día, debemos conocer la verdad y ser capaces de exponerla. Por esta razón, debemos conocer cada aspecto de la verdad sin prejuicios y sin tener preferencias particulares.

CAMINANDO EN LA VERDAD: EL CONOCIMIENTO DE ÉL

Oro para que por medio de este escrito alcancemos un gran conocimiento del Señor. Nuestra Salvación no está en duda, pero Dios tiene que llevarnos a conocer realmente a Cristo, Quien es nuestra Salvación.

“Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús. Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia.”

2 Pedro 1:2-4

Entonces, que nuestra oración sea que lo conozcamos a Él, Quien nos ha dado todas las cosas, para que seamos participantes de Su misma Vida.

CAMINANDO EN LA REALIDAD DE UNA OBRA CONSUMADA
AHORA que estamos en Cristo, el Señor nos tendrá que hacer caminar (diariamente) en la realidad de lo que Él ha hecho, y lo que Él ha hecho es la cruz, es la obra consumada por medio de Su muerte, sepultura y resurrección. Esta es la Verdad según CRISTO. Veamos lo que dice el apóstol Juan al respecto,

“El anciano a la señora elegida y a sus hijos, a quienes yo amo en la verdad, y no sólo yo, sino también todos los que han conocido la verdad, a causa de la verdad que permanece en nosotros, y estará para siempre con nosotros: Sea con vosotros gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo, Hijo del Padre, en verdad y en amor.”

2 Juan 1-3

“Pues mucho me regocijé cuando vinieron los hermanos y dieron testimonio de tu verdad, de cómo andas en la verdad. No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad.”

3 Juan 3-4

El deseo de Dios es que caminemos y vivamos cada día, en y por la Verdad que está en nosotros.

A %d blogueros les gusta esto: