El deseo de Dios es que caminemos y vivamos cada día, en y por la Verdad que está en nosotros

Esta palabra “verdad” no significa solamente “no mentir”, escrituralmente la Verdad es: la realidad develada, que se fundamenta en las bases de y en conformidad con, una manifestación. La Verdad manifestada es la esencia del asunto: es la realidad perteneciente a una manifestación.

Entonces, la Verdad es la esencia revelada de algo que se manifestó. Esta definición nos lleva a Cristo, quien dijo:

“…Yo soy la verdad…”

Juan 14:6

Él es la realidad detrás de todas las cosas del Antiguo Pacto, y cuando Él vino, vino como la Verdad de ellas. El Antiguo Pacto estaba lleno de “cosas verdaderas”, como la Ley, el tabernáculo, los sacerdotes, etc., pero todos ellos eran únicamente tipos y sombras que hablaban de Él.

LA VERDAD VINO POR MEDIO DE CRISTO

“Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.”

Juan 1:17

Cuando Cristo vino, murió y resucitó, por tanto, la realidad detrás de cada cosa que Dios había establecido bajo el Antiguo Pacto, se manifestó. AHORA sabemos lo que son las “cosas” y conceptos realmente, Él lo dio a conocer todo.Un ejemplo de esto son la santidad y la justicia. Bajo la Ley estas eran vistas en las ropas, comidas y actividades, “pero ahora en Cristo”, vemos la Verdad de la santidad y de la justicia.

“Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención.”

1 Corintios 1:30

Esto también es cierto para las fiestas y los sacrificios, la Verdad de estos es vista AHORA en Cristo y en lo que Él ha hecho por medio de la cruz.

Bajo la Ley el pueblo sólo tenía la sombra de las cosas, y aún así, tenía que ser obediente a eso, pero cuando vino Cristo, vino la Verdad de todas las cosas, con mucha más razón tenemos que ser obedientes a Él, no solo a las cosas que hablan de Él, sino a Aquel que es la Verdad de todas las cosas.

A %d blogueros les gusta esto: