PRINCIPALMENTE LA PALABRA SE SECA Y SE PIERDE POR CAUSA DE NO SOPORTAR LA PRUEBA

Todos pasamos pruebas. Es vital entender que las pruebas no vienen del diablo vienen de Dios. De un Dios que quiere que no nos quedemos con lo que tenemos sino que profundicemos.

EL PUNTO DE LA PRUEBA ES QUE PROFUNDICEMOS EN LO QUE TENEMOS, LA PRUEBA VIENE PARA SACARTE DEL «SIMPLISMO».

El simplismo es un síntoma de este tiempo gente que toma con algo ‘simple’ a Dios. Porque la prueba viene para todos, de eso tiene que estar seguro. TODOS y digo absolutamente todos vamos a pasar pruebas…

LAS PRUEBAS MIDEN EL TAMAÑO DE NUESTRA FIDELIDAD.

La prueba es la balanza donde nuestra fe es medida, como también la calidad del templado de nuestra alma. A través e la prueba Dios toma un examen de la resiliencia de nuestra vida.

“pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para la preservación del alma”.

HEBREOS 10:39

Glorificar a Dios es el resultado de lo que somos en momentos de prueba.Siempre nuestro buen testimonio será probado.

LA PRUEBA ME DEFINE O ME DEPRIME

Las pruebas producen pánico escénico, porque no fuimos entrenados.
Teníamos una imagen tan mala de las pruebas que queríamos huir de ellas. Las pruebas son parte de la vida de los hijos; los hijos vivimos para desarrollar el propósito eterno de Dios y a medida que vamos caminando aparecen actores, situaciones, ajenas y algunas veces provocadas por nosotros. Pero sobre todas las cosas las pruebas son una respuesta de Dios de que estamos en la alineados para ser transformados por el Espíritu Santo.

LAS PRUEBAS TIENEN UN PROPÓSITO CORRECTIVO

Cuando Dios nos prueba quiere corregirnos no herirnos.
Las pruebas son las correcciones de un padre amoroso y exigente como Dios.

Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados;

Hebreos 11:37

Hebreos 11 nos muestra que parte de la vida de la fe es ‘ser puestos a prueba’.

NUESTRA FE VE UNA OPORTUNIDAD PARA MANIFESTARSE EN LA PRUEBA

No toda tormenta de la vida es provocada por el diablo, a veces las tempestades se levantan a nuestro favor para corregirnos. Todos tenemos un grado de necedad y de dureza en la cabeza y como hijos no oímos a los padres todo el día, y como hijos de Dios tampoco oímos a nuestro Padre todo el día, y Él nos habla de muchas maneras.

13 Pues vosotros sabéis que a causa de una enfermedad del cuerpo os anuncié el evangelio al principio;
14 y no me despreciasteis ni desechasteis por la prueba que tenía en mi cuerpo, antes bien me recibisteis como a un ángel de Dios, como a Cristo Jesús.

Gálatas 4:13

Pablo dice que llevaba en su cuerpo las marcas de la enfermedad y los azotes, que eran las pruebas que él iba superando como apóstol, a quien Dios le había dado los diseños de la Iglesia para los años en lo que le tocó vivir.

¿Cómo entonces no llevar en su cuerpo las marcas?

Quién sabe lo que porta no tendrá problemas de superar los procesos.
Quién es consciente de su asignación, nada es más grande de lo que está haciendo.

A %d blogueros les gusta esto: