Dios hizo aparecer a Su Hijo, en el medio del tiempo cronológico donde el idioma hebreo y griego predomina en los escritos. La biblia tiene tres idiomas: arameo, hebreo y griego, estos son lenguajes que Dios pudo hacer que se escribieran algunas cosas, que con una sola palabra se pudiera transmitir un espíritu, algo que no se puede hacer en nuestro español.

Hay palabras que solamente se pueden interpretar; de hecho que a veces hace falta toda una frase para interpretar correctamente una palabra. 

Entonces si queremos vivir en el reino de Dios vamos a tener que acostumbrarnos a entender estos principios.

La palabra rudimento se escribe de dos maneras en la biblia: “Stoicheion” y “Arché”

Stoicheion: significa el primero de una hilera, de una fila, o el primero de una serie de cosas. 

Arché: significa “con un principio de algo”, como primeras lecciones de una ciencia. Pero arché también significa “embrión”, y para los que están más acercados a la biblia van a entender un poquito más por qué David dijo: “Mi embrión vieron tus ojos”.

A diferencia de los pasajes como Gálatas 4:3, Colosenses 2:8, Hebreos 5:12 donde aparece la palabra RUDIMENTOS, en el libro de Hebreos 6:1 la palabra rudimentos es “arché”, y lo que está diciendo allí sería más o menos así: “Deja de ser un embrión para convertirte en una persona plena”; y lo que usa es la palabra del embrión humano, que comienza siendo como un gusano. 

Lo que nos está diciendo es: 

“Hay que dejar los rudimentos de ese embrión y caminar como proceso de la vida hacia la perfección que da la vida misma”. 

Excelente jornada para todos!

A %d blogueros les gusta esto: