La ley y el hombre viejo

Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive;  pero si el marido muere,  ella queda libre de la ley del marido.

Romanos 7:2

Porque lo que era imposible para la ley,  por cuanto era débil por la carne,  Dios,  enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado,  condenó al pecado en la carne;

Romanos 8:3

Dios no dio la ley para que el hombre la cumpliera, sino para que la quebrantara y de este modo fuera totalmente expuesto. Si tratas de cumplir la ley estas incorrecto, en cambio si la quebrantas estas correcto. Todos los seres humanos sin excepción han violado la ley de Dios. Todos sin excepción han quebrantado algunos de sus mandamientos. La ley nos permite conocer el pecado.

¿Qué diremos,  pues?  ¿La ley es pecado?  En ninguna manera.  Pero yo no conocí el pecado sino por la ley;  porque tampoco conociera la codicia,  si la ley no dijera: No codiciarás.

Romanos 7:7

• Conocemos el pecado por causa de la ley. Pablo dice que él jamás habría conocido la codicia,  a menos que la ley dijera no codiciarás.

Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él;  porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.

Romanos 3:20

La ley es eterna, esto significa que esta en pleno vigor, sin embargo si no tuviésemos ley, continuaríamos cometiendo pecados, pero no podríamos reconocerlos como tales. No le llamaríamos pecados, definiríamos los pecados individuales con nombres muy suaves, nos excusaríamos. Pero la ley identifica y define correctamente el pecado como pecado. La ley expone la transgresión pero no la impide.

Pues la ley produce ira;  pero donde no hay ley,  tampoco hay transgresión.

Romanos 4:15

La ley vino para que la ofensa abunde.

Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase;  mas cuando el pecado abundó,  sobreabundó la gracia;

Romanos 5:20

La ley se enseñorea del hombre entre tanto que este vive.

¿Acaso ignoráis,  hermanos  (pues hablo con los que conocen la ley),  que la ley se enseñorea del hombre entre tanto que éste vive?

Romanos 7:1

El primer marido que es la ley es inmortal, por lo tanto la mujer no tiene esperanza de ser librada de él. Dios le dice: Tengo la solución, si tu marido no puede morir, entonces tu puedes morir, en esto consiste la clave de cómo Dios nos deja libres de la ley.

Así también vosotros,  hermanos míos,  habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo,  para que seáis de otro,  del que resucitó de los muertos,  a fin de que llevemos fruto para Dios.

Romanos 7:4

Sabiendo esto,  que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él,  para que el cuerpo del pecado sea destruido,  a fin de que no sirvamos más al pecado.

Romanos 6:6

Tú no necesitas suicidarte, ya que el Señor te incluyó en su muerte, y en esta inclusión tu viejo hombre fue crucificado, y el cuerpo del pecado fue destruido. El cuerpo del pecado que es tu cuerpo fue destruido, esto significa que quedó desempleado o sin trabajo, porque ahora no tiene un viejo hombre con quien trabajar.

El lunes próximo estaré ampliando este tema… Gracias por leer y compartir!

A %d blogueros les gusta esto: