4. LA REUNIÓN INCLUYE ENCONTRARNOS FÍSICAMENTE JUNTOS

31 Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios

Hechos 4:31 (RVR1960)

Hay una necesidad de realmente juntarse. La tecnología moderna y en especial esta situación pandemia que estamos viviendo, ha hecho perezosos a muchos santos. No asisten físicamente a las reuniones y simplemente obtienen las grabaciones o las transmisiones. 

Las grabaciones y las transmisiones son buenas para recordar la Palabra, pero no pueden reemplazar la necesidad de unirse realmente. el lugar en que estaban congregados tembló, este es un punto específico. El Espíritu de Dios puede ir más allá de la ubicación física real desde la cual se transmite un mensaje y tocar a los sintonizados a distancia, pero hay algo profundamente impartido en el lugar de la liberación de la Palabra.

15 Pero su fama se extendía más y más; y se reunía mucha gente para oírle, y para que les sanase de sus enfermedades. 16 Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba. 17 Aconteció un día, que él estaba enseñando, y estaban sentados los fariseos y doctores de la ley, los cuales habían venido de todas las aldeas de Galilea, y de Judea y Jerusalén; y el poder del Señor estaba con él para sanar.

Lucas 5:15-17 (RVR1960)

La reunión debe ser voluntaria y surgir de una revelación de la importancia de la necesidad real de reunir. Debe haber una regularidad y consistencia en la reunión, sin embargo, no debe ser tan regimental y religiosa hasta el punto en que se convierta en algo clínico y sea utilizado por los líderes como herramienta de dominación, manipulación y control. Debe reunirse, no por temor a su líder, sino por su comprensión de la naturaleza y el propósito de la reunión.

A %d blogueros les gusta esto: