LAS ERAS – Separación de la Carne I

  • 25 de mayo de 2022
  • Yonathan Lara
  • 6 min de lectura

La Era de Nacón, símbolo de la separación de la carne.

Saludos a todos, a través de varios artículos iremos desglosando juntos, la Era de Nacón, como símbolo de la separación de la carne.

En primer lugar, haremos un breve repaso de lo expuesto anteriormente. La santificación es una medida de protección básica. En  ese proceso de santificación, las eras son necesarias, inevitables para ser como Cristo, nuestro modelo, para ser participantes de su naturaleza divina.

En Samuel 6:1-7

1 David volvió a reunir a todos los escogidos de Israel, treinta mil.

2 Y se levantó David y partió de Baala de Judá con todo el pueblo que tenía consigo, para hacer pasar de allí el arca de Dios, sobre la cual era invocado el nombre de Jehová de los ejércitos, que mora entre los querubines.

3 Pusieron el arca de Dios sobre un carro nuevo, y la llevaron de la casa de Abinadab, que estaba en el collado; y Uza y Ahío, hijos de Abinadab, guiaban el carro nuevo.

4 Y cuando lo llevaban de la casa de Abinadab, que estaba en el collado, con el arca de Dios, Ahío iba delante del arca.

5 Y David y toda la casa de Israel danzaban delante de Jehová con toda clase de instrumentos de madera de haya; con arpas, salterios, panderos, flautas y címbalos.

6 Cuando llegaron a la era de Nacón, Uza extendió su mano al arca de Dios, y la sostuvo; porque los bueyes tropezaban.

7 Y el furor de Jehová se encendió contra Uza, y lo hirió allí Dios por aquella temeridad, y cayó allí muerto junto al arca de Dios.

Aquí se relata como en medio de un ambiente jubiloso con bailes, canto y alabanza, Uza cae muerto justo exactamente en la Era de Nacón.

 A partir de este hecho David descubre que el protocolo establecido por Dios en las Escrituras no se cumplió, siendo esta la causa de la muerte de Uza.

Después de unos meses, David decide traer el Arca del Pacto a la tienda que  él había mandado realizar, pero ya siguiendo en forma minuciosa, cada uno de los requisitos que se ordenaban en el protocolo, lo podemos ver en  1Crónicas 15:1-15

1  Hizo David también casas para sí en la ciudad de David, y arregló un lugar para el arca de Dios, y le levantó una tienda.

2 Entonces dijo David: El arca de Dios no debe ser llevada sino por los levitas; porque a ellos ha elegido Jehová para que lleven el arca de Jehová, y le sirvan perpetuamente.

3 Y congregó David a todo Israel en Jerusalén, para que pasasen el arca de Jehová a su lugar, el cual le había él preparado.

Reunió también David a los hijos de Aarón y a los levitas;

5 de los hijos de Coat, Uriel el principal, y sus hermanos, ciento veinte.

6 De los hijos de Merari, Asaías el principal, y sus hermanos, doscientos veinte.

7 De los hijos de Gersón, Joel el principal, y sus hermanos, ciento treinta.

8 De los hijos de Elizafán, Semaías el principal, y sus hermanos, doscientos.

9 De los hijos de Hebrón, Eliel el principal, y sus hermanos, ochenta.

10 De los hijos de Uziel, Aminadab el principal, y sus hermanos, ciento doce.

11 Y llamó David a los sacerdotes Sadoc y Abiatar, y a los levitas Uriel, Asaías, Joel, Semaías, Eliel y Aminadab,

12 y les dijo: Vosotros que sois los principales padres de las familias de los levitas, santificaos, vosotros y vuestros hermanos, y pasad el arca de Jehová Dios de Israel al lugar que le he preparado;

13 pues por no haberlo hecho así vosotros la primera vez, Jehová nuestro Dios nos quebrantó, por cuanto no le buscamos según su ordenanza.

14 Así los sacerdotes y los levitas se santificaron para traer el arca de Jehová Dios de Israel.

15 Y los hijos de los levitas trajeron el arca de Dios puesta sobre sus hombros en las barras, como lo había mandado Moisés, conforme a la palabra de Jehová.

Existe un paralelismo entre los requisitos que conlleva este protocolo y la cultura apostólica de la iglesia primera.  

Hechos 2:42

Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en las oraciones.

En primer lugar encontramos  este pilar de la cultura apostólica: perseveraban en la doctrina de los apóstoles. Los ancianos y los apóstoles trabajaban en la Palabra y la doctrina. Al enfocarse en la Palabra, eran santificados por ella -Efesios 5:26. El Arca del pacto debía ser llevada solo por los hijos de los levitas, sobre sus hombros, sosteniendo las varas que las atravesaban. Otra característica de esta cultura apostólica, para resaltar, es que padres e hijos deben reunirse para la administración de la doctrina, no es posible, que esta labor sea llevada a cabo por un solo hombre, se requieren generaciones. David convocó a padres de las familias, y sus  hijos. Todos debían santificarse,  mientras los padres acompañaban, los hijos llevaban el Arca.

En segundo lugar, vemos el otro pilar, el de la comunión. David reunió a toda la nación de Israel para traer el Arca del pacto. A través de la comunión se transfiere el ministerio a los creyentes-Efesios 4:12-13.

En tercer lugar, o el tercer pilar, es el partimiento del pan. Cuando David ofrecía sacrificios y ofrendas de paz, estaba representando la Mesa del Señor, donde honramos y recordamos la muerte vicaria de Cristo.

En cuarto lugar, o el cuarto pilar, son las oraciones. La alabanza y la adoración que acompañó todo el traslado del Arca de Dios, desde la casa de Obed Edom hasta la ciudad fue tan necesaria, como los otros pilares.

Todo este orden, protocolo, característico de la cultura de Dios, era necesario para llevar la gracia de Dios a la ciudad.

En la era de Nacón hubo una metamorfosis, muchas cosas tuvieron que ser dejadas y otras revalorizadas. Nacón significa establecido. La Era de Nacón te establece en la cultura apostólica, te separa de la inexactitud y de la desvalorización o profanación de todo lo santo que Dios es. Cuando lo santo, lo verdadero, se vuelve por costumbre un ritual, una repetición externa, sin entendimiento, sin valorar el gran sacrificio de nuestro Salvador en la cruz, Dios nos recuerda que aunque todo es por  gracia, su gracia no fue barata, costó un gran precio.

Te esperamos en la próxima entrega, para seguir transitando este aprendizaje. Hasta pronto.

1 reply on “LAS ERAS – Separación de la Carne I”

  • Cesar Daniel
    26 de mayo de 2022 at 13:20

    Gracias amado yonathan lara por esa luz, que el señor lo siga dando más palabras para compartir con su cuerpo los amamos Gracia y paz. En Cristo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.