LAS ERAS – Separación de la Carne V

  • 22 de junio de 2022
  • Yonathan Lara
  • 5 min de lectura

Saludos cordiales, queridos lectores, continuando con la serie la Era de Nacón, veremos la importancia de escuchar y entender, como uno de los pilares de la estabilidad. 

Muchas personas son inestables porque no comprenden, y están en ignorancia, por no oír atentamente. La palabra”oír” en hebreo significa escucharentender y hacer. Las orejas de los levitas fueron ungidas con sangre y aceite para oír. Sus dedos de los pies y pulgares también fueron ungidos con sangre porque la audición (entendimiento)determina su caminar y su vida laboral, Éxodo 29:20. El esclavo que se esclavizó voluntariamente fue perforado en su oído como un símbolo que entendería y cumpliría las órdenes de su amo, Deuteronomio 15:12-17. El habla delhombre sordo y mudo estaba alterada porque no podía escuchar. Jesús  puso un dedo en su oído y oró para que se abriera. La apertura  de sus oídos corrigió su habla, Marcos 7:32-37.

En Mateo 13:10-17, el Señor Jesús habló en un lenguaje codificado, en símbolos a la multitud. Solo a los discípulos se les fue dado a conocer los misterios de los reinos de los cielos. Los misterios del reino de los cielos están ocultos en símbolos. La comprensión e interpretación de la comunicación simbólica es un don. Cuando la Escritura dice:….”Se les ha dado a conocer los misterios”…. “dado” implica que es un don. “Conocer” significa entender. Este es un don que solo se da a los discípulos. Jesús reconoció a dos compañías, “ustedes” refiriéndose a los discípulos  y“ellos” refiriéndose a la multitud. Jesús afirma que el don  se da a quienes valoran la revelación y los misterios. El versículo 12 dice “quienquiera que tenga”; en el diccionario griego tener significa: tomar posesión, sujetar rápidamente, usar como prenda de vestir. Podríamos agregar que significa poseer algo como valioso. Aquellos que  valoren la gracia y la revelación se les dará más, la medida de revelación e iluminación entregada depende del valor que cada creyente le asigne. Lo podemos ver claramente en el pasaje de Marcos 4:23-25 (versión amplificada)

“….Si algún hombre tiene oídos para escuchar, que escuche y que perciba y comprenda. Y les dijo: Tengan cuidado con lo que escuchan. La medida [de pensamiento y estudio] que das [a la verdad que escuchas] será la medida [de la virtud y el conocimiento] que regresa a tiy más [además] se le dará a quienes escuchen.  Porque al que tiene se le dará más; y de quien no tiene nada, incluso lo que tiene le será quitado [por la    fuerza].”

Se podría pensar  que Jesús fue selectivo, prejuicioso y que no se podía culpar a la multitud porque la comprensiónera un don. La justicia se ve en “quien tiene”, es decir, quien valora lo que tiene porque lo considera de alto precio.  La multitud no valoraba la comprensión, la revelación y los misterios. Ellos oirían las parábolas y no entenderían.Cada vez que oían, más se les quitaba, provocando  mayor ceguera y sordera. Esto perpetuaría su incapacidad paracomprender y, por lo tanto, negaría la sanidad de sus corazones endurecidos. Por eso a  los discípulos se les dio la comprensión de los misterios, al valorarlos su revelación aumentaría.

Con respecto a la importancia de entender, el término “escuchar” proviene de la palabra griega “akouo” que significa entender. Aquellos que ejerciten la capacidad de escuchar, mediante el estudio y la meditación después de estar expuestos a la Palabra, se les dará más revelación, conocimiento o iluminación. El que no crea capacidad, incluso perderá lo que sabe. El entendimiento es dado a aquellos que encajan con el tiempo de Dios. 

El principal objetivo de la era de Nacón es separar lo mortal de  lo eterno, la naturaleza caída de la nueva naturaleza, y esto solo es posible con un corazón firme y establecido, sustentad, totalmente lleno de la sustancia de Vida, Cristo, a través de su sustancia, podemos permitirle a Él que crezca sin estorbos, desde nuestros corazones sanos, íntegros y  establecidos en Su Gracia.

 Hebreos 13:9

No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas; porque buena cosa es afirmar el corazón con la gracia, no con viandas, que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellas.”

Los esperamos en el siguiente encuentro para seguir compartiendo cuales son los enemigos de la estabilidad. Hasta la próxima. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.